El pasado jueves se detectaron dos casos de Peste Porcina Africana en dos jabalíes de Bélgica, que se suman a los casos de esta misma enfermedad en Bulgaria y Rumanía.

         En Abril ya informábamos de que habíamos solicitado a la Junta de Extremadura que se pusieran en alerta los servicios de vigilancia de Sanidad Animal de Extremadura para evitar que se siguieran importando jabalíes de estas zonas para repoblar los cotos de caza regionales.

         Teniendo en cuenta que la enfermedad sigue avanzando y que el principal riesgo es la infección de la cabaña en extensivo (cerdo ibérico), ya que en  la misma es más difícil de erradicar la enfermedad, La Unión Extremadura ha remitido un escrito a D. Valentín Almansa, Director General de Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura y a D. Antonio Cabezas, Director General de Agricultura y Ganadería de la Junta de Extremadura, para que se impongan las mismas restricciones a los movimientos, no ya de animales vivos que los damos por supuestos, sino  además de las carnes de cerdos y jabalíes de estas zonas, exactamente igual a las restricciones que le impusieron a Extremadura con la imposición de la Raya Roja en el periodo que va del año 1988 al 1994, en el que no podíamos exportar ningún producto derivado de la cabaña de cerdo de la Región.

          La peste porcina africana es especialmente dañina por su difícil control en las explotaciones extensivas, por este motivo es tan importante que desde las administraciones se haga un máximo esfuerzo de control para evitar la importación de cualquier producto derivado del cerdo de estas zonas.

         La erradicación de la enfermedad se consiguió en Extremadura gracias al sacrificio masivo de los animales comprendidos en los focos de infección, por este motivo no entendemos la parsimonia de las administraciones ante el avance de esta enfermedad.

        

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.