En el día de hoy se han reunido representantes de la Unión de Extremadura con responsables de la planta de Biomasa que la empresa Acciona tiene en Miajadas. El motivo de dicha reunión es la inquietud que la Unión quiere trasladar a todas las factorías que utilizan paja de cereal para producir energía en Extremadura ante la escasez de la misma provocada por la sequía.

Los responsables de Acciona nos han trasladado se preocupación por los efectos de la sequía en el campo español y afirman ser consecuentes con dichos efectos, de tal manera que nos han informado que en la actual campaña han reducido el consumo de paja para sus calderas de las 70.000 toneladas que tiene la industria de consumo normal a las 45.000 toneladas que van a consumir este año.

Nos confirman que desde julio de este año no han vuelto a comprar paja para la factoría, que están utilizando paja de años anteriores y que a los precios actuales de la paja no la van a adquirir ya que no les es rentable el pagar por encima de los 60 € por tonelada.

Recordamos que la paja de cereal ha subido de precio de octubre a diciembre en un 30%, hemos pasado de 69 € a los 90 € por tonelada que nos cuesta actualmente la paja de calidad.

Han ofrecido a los ganaderos de La Unión los contactos de los proveedores de paja para que tengan más oferta de esta materia prima.

La Unión Extremadura valora de forma muy positiva la reunión y el compromiso de la industria de no ser una competencia con los ganaderos en tanto duren los efectos de la sequía.

Así mismo hemos remitido un escrito a los responsable s de la otra industria de biomasa de Extremadura (ENCE) situada en Mérida para intentar conseguir el mismo compromiso de no que no acaparen paja de cereal en tanto dure los efectos de la sequia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.